26 mar. 2013

Just one.

Quisiera pensar que esta es la última vez que te recuerdo.



Es verdad, ya no paso los días pensando en ti. Pero a veces te echo de menos.
En realidad no es a ti a quién echo de menos, lo que anhelo es todo lo que podría haber sido y nunca será. Aquello que me hacía soñar despierta día a día, y que era un motivo por el que seguir y luchar.
Confieso que a veces aún te busco. Pero por suerte nunca te encuentro.
Y sí, a ratos seguiría dando lo que fuera porque así fuese, pero estoy aceptando que esto ha llegado al final.

"Olvídate de mí."

Ya me cansé, tiro la toalla como un cobarde. Y así lo haré.

No diré que no te quise, no diré que me hiciste feliz, no diré que me hiciste volar con los pies en el suelo, no diré que soñé hasta el punto de sentir que todo era real, no diré que es contigo con quién sueño, no diré que no te recuerdo, no diré que no me pierdo pensando en ti, no diré que por ti lo habría dado todo.
Mejor callaré, lo que sentí y lo que siento. Todo. No hay que darle más vueltas de lo debido a algo que ya es pasado.

Ahora intento levantarme día a día, pero no lo consigo. Sé que me lancé al precipicio de cabeza hace tiempo, y aquí estoy, en el fondo, y sin saber por dónde salir. Está todo tan vacío.
No consigo que nada me motive. Nada. Pero no me rindo, seguiré buscando una mínima ilusión.

Una batalla perdida. Pero de los errores se aprende, quizás demasiado.

Hasta pronto y hasta siempre, te llevaste un pedazo de mi alma y mi corazón, cuídalos. Yo te guardaré en mi memoria, por siempre.


Todo el mundo tiene miedo a morir... pero, ¿y qué me dices del miedo a no vivir?
¿Qué es peor, morir o matar tu vida?

Hay caminos para llegar allí, si estás lo suficientemente interesado.

Let's try again.


-No digas nada.-