31 jul. 2012

Ven... y voy.

"Todo lo que sucede una vez puede que no suceda nunca más. Pero todo lo que sucede dos veces sucederá, ciertamente, una tercera."
 

20 jul. 2012

Alma que puede hablar con los ojos, alma que puede besar con la mirada.

Hay algunos primeros besos que hacen que tu vida entera se desequilibre. Incluso si uno no quiere aceptarlo, es así. Esos primeros besos te pillan por sorpresa, sin previo aviso. A veces sucede con el segundo beso, aunque éste ocurra quince años después del primero.

-Ahora vuelve a dormirte y no escuches el ruido de la puerta cuando la cierre.
-Estás encantadora con esa luz.
-¿Puedes prometerme una cosa?
-Lo que tu quieras.
-Si nuestros caminos vuelven algún día a cruzarse, prométeme que no me besarás.
-Te lo prometo.
-Que tengas buen viaje. Te mentiría si te dijera que no te voy a echar de menos.
-Pues no me lo digas. Que tengas un buen viaje tú también.

16 jul. 2012

Después de tanto tropezar, mejor otro camino para continuar.

 

 Ayer, me enseñaron una gran verdad, de esas necesarias para alcanzar la felicidad.
En esta vida, hay que aceptar que hay cosas que terminan.

Y así es, este juego, ya terminó.

C'est fini.

9 jul. 2012

Ojalá fuera la última...

Una vez más, puede conmigo.

Se acabó soñar. Hoy gana la realidad.
Es imposible. Es imposible que alguna vez pueda alcanzar mi sueño.



A veces, algunas personas bromean para decirte la verdad, mientras que otras te hablan seriamente para mentirte.


Algunas veces, me gustaría poder olvidarte, y no volver a saber más de ti, jamás.

4 jul. 2012

Que hay imposibles que un día consigues sin darte cuenta

"Todos los días Dios nos da, junto con el sol, un momento en el que es posible cambiar todo lo que nos hace infelices. Todos los días tratamos de fingir que no percibimos ese momento, que ese momento no existe, que hoy es igual que ayer y será igual que mañana. Pero quien presta atención a su día, descubre un instante de silencio después del almuerzo, en las mil y una cosas que nos parecen iguales. Ese momento existe: un momento en el que toda la fuerza de las estrellas pasa a través de nosotros y nos permite hacer milagros.

Pobre del que tiene miedo de correr riesgos. Porque ése quizá no se decepcione nunca, ni tenga desilusiones, ni sufra como los que persiguen un sueño. Pero al mirar hacia atrás -porque siempre miramos hacia atrás- oirá el corazón que le dice: "¿Qué hiciste con los milagros que Dios sembró en tus días? ¿Qué hiciste con los talentos que tu Maestro te confió? Los enterraste en el fondo de una cueva, porque tenías miedo de perderlos. Entonces, ésta es tu herencia: la certeza de que has desperdiciado tu vida.".

2 jul. 2012

y muero cada hora que se escapa sin saber de ti

Una de mis favoritas. Habla por sí sola.

http://www.youtube.com/watch?v=wtpIKU2IAyk

Lo que yo quiero, muchacha de ojos tristes, es que mueras por mí.