30 may. 2012

No me des más esperanzas, sé que todo son mentiras

Hay canciones, que simplemente, se clavan en el alma.


Necesito tantas cosas en este momento. Y con una me sobra.

27 may. 2012

Debe haber sal dentro de esa mirada que me cura tanto...

¿Alguna vez te has levantado con un nerviosismo que te dice que ese día va a pasar algo importante, aunque no sepas el qué?
A mí me pasa siempre que va a ocurrir algo, y esta vez, no podía ser menos. Pero jamás pensé que uno de mis mayores sueños se iba a hacer realidad.

Dicen que puedes imaginarte las cosas millones de veces, pero nunca adivinarás qué pasará exactamente, qué sentirás, ni cómo será. Y tienen absolutamente toda la razón.

Todavía estoy en shock. Sé que esto no está bien, pero también sé que no aguantaba más, y que me era imposible negarme.

Es como soñar despierta. Verte, sentirte cerca. En mis brazos. No puedo describir la sensación que me recorre todo el cuerpo. Rozarte, tocarte. Eres tú de verdad.

Mis oídos aún retumban... bésame... Y cómo no hacerlo.

Te necesitaba, no sabes hasta qué punto.

Para el tiempo. Que nunca se acabe esta noche.

Todo está empañado alrededor. Siento tu calor. Me llevo tu olor.
Y una promesa: te esperaré.

¿Y si ahora quiero morder tus labios una vez más?

23 may. 2012

Si no es ahora, cuándo...

A veces, sin saber muy bien cómo ni por qué, suceden cosas que nos cambian por dentro y nos hacen ver el mundo de otra forma. Con frecuencia, se trata de sucesos triviales, acontecimientos a los que, cuando se producen, apenas concedemos algún valor, pero que a la larga acaban adquiriendo una inesperada trascendencia...

No perder el tiempo. No desperdiciar ni un segundo. No parar. Cambiar e innovar. Improvisar.
Vivir al límite. Me encanta.

14 may. 2012

Nunca negué el quererte, pero tampoco nunca te lo dije tan claro.

¿Alguna vez has sentido esa opresión en el pecho?
Esa sensación que te deja sin aliento. De repente no puedes respirar, y todo se ha detenido a tu alrededor. Ya no existe el tiempo.
Pero hay algo, un sentimiento dentro de ti que lucha por salir. Tu alma está gritándote, y sientes como esa sensación se expande por todo tu cuerpo. Sabes que de un momento a otro vas a explotar. Eso que te impulsa a sacar lo que llevas dentro. Y gritar.

A mí, me pasaba contigo.
Pero tú nunca quisiste escucharme.


1 may. 2012

Coger la bici, llenar los pulmones y pedalear notando que el aire me descalza, me despeina el rumbo y, como las ruedas, giro hasta encontrar de nuevo el camino, mil veces andado, hasta la playa.
Hasta ese mar carente de oleaje que allana con su calma una orilla de artificios embarrada y extrañamente bella.
Ese mar.

Con las fuerzas a rebosar

Empieza la recta final.
La subida va a ser dura. Nadie dijo que fuese a ser fácil. Me esperan noches en vela. Días demasiado largos. Muchas lágrimas se quedarán por el camino.
Pero la recompensa, valdrá la pena.


Hora de demostrar lo que soy capaz.
Y que no existen desafíos imposibles, sino voluntades pequeñas.