31 oct. 2011

Why?


No sé que hago. No sé a que juego. Por no saber, no sé ni lo que quiero.
Bueno, miento. Sí lo sé. Qué ironía. Pues claro que lo sé. Igual que sé que no hago absolutamente nada de lo que me gustaría.
¿Cuántas veces? ¿Cuántisimas veces me he dicho ya que voy a cambiar todo esto? ¿A qué cojones estoy esperando? ¿A que se pase mi momento, tal vez? ¿A que llegue el punto en el que ya no haya vuelta atrás?
Pero hay una cosa que todavía no me explico en absoluto... ¿por qué? ¿por qué hago lo que hago? ¿por qué no hago lo que realmente me gustaría hacer? ¿por qué no hago nada para cambiarlo?
Estoy cansada, estoy muy cansada de ser simplemente un mero espectador en este juego. Estoy cansada de ver cómo se escapa todo lo que quiero frente a mis narices sin poder hacer nada.
Pero sobre todo estoy harta de no pelear por lo que realmente deseo con todas mis fuerzas, y hacer justo lo contrario. De prometerme cosas y nunca cumplirlas. De fallarme una, y mil veces más.
Yo solía ser fuerte, me recuerdo alegre, sonriente... capaz de comerme el mundo. Pero ahora... Mis fuerzas... dónde estáis... ¿¡dónde!? ... Os necesito tanto...

Quiero perderme. Perderme, sentarme y pensar. Quiero que el mundo se olvide de mí y yo olvidarme de él.
...dissapear...

29 oct. 2011

Exhausted


Everyday and every time the same question...

Is it really necessary all this suffering? Do you really hope to get something back?

Amazing... and spooky.

22 oct. 2011

Qué bonito sería jugarse la vida y probar tu veneno


Déjame soñar. Déjame soñar esta noche que te tengo. Que puedo estrecharte entre mis brazos. Déjame pensar que puedo impregnarme en tu olor y acariciarte tiernamente haciéndote sentir en cada poro de tu cuerpo mi amor. Déjame desnudarte y jugar a parar el tiempo bajo las sábanas. Y creer que te vuelvo loca. Rozar el cielo de lo prohibido. Y soñar, soñar contigo. Soñar que juntas de la mano vamos a comernos el mundo, y que nada ni nadie nos podrá separar jamás.

Y no quiero despertar. No quiero que esos primeros rayos de sol entren por mi ventana y me devuelvan a la realidad. Déjame pensar que el mañana no llegará. Y poder quedarme aquí, junto a ti, bajo la tenue luz de las estrellas que nos alumbrarán.


Aunque su tiempo ya hace tiempo que pasó.



A veces es muy difícil admitir algunas cosas, sobre todo si estas nos hacen daño en lo más hondo.


Nos disfrazamos, nos disfrazamos con nuestra máscara de odio y desprecio, como si enfureciéndonos con eso que nos duele se fuera a solucionar algo, o fuera a doler menos. Pero en el fondo, sabemos que nos estamos engañando, que eso no es lo que realmente sentimos, ni lo que pensamos. Sólo lo que nos gustaría creer.


Y hacemos las mil y una cosas que odiamos, que estamos hartos y que nos gustaría dejar de hacer, pero inconscientemente, seguimos, guiándonos por esa maldita ansiedad de la que no nos podemos desprender.


Y sólo una cosa puede calmarte.




Hay tres cosas en la vida que nunca podrán recuperarse: la flecha lanzada, la palabra dicha y la oportunidad perdida.

20 oct. 2011

Crash


Mi vida. ¿Qué demonios estoy haciendo con mi vida?
No entiendo nada, por más que lo intento, por más que me empeño, estas son mis recompensas: nada. Absolutamente nada. Detrás de un golpe, otro, y más fuerte y peor.
Yo intento verlo todo con optimismo, pongo todo lo que puedo de mi parte para que así sea, me conformo con lo más mínimo, busco felicidad en los gestos más pequeños e insignificantes, incluso una pequeña gratificación, pero llega un punto en el que me supera, me puede. Y ya no puedo soportarlo.
Tal vez me estoy equivocando, a lo mejor nunca nací para esto, a lo mejor estoy siguiendo un camino que no me corresponde, no sé a dónde voy, y casi ni siquiera de dónde vengo. Por no saber, no sé ni siquiera a lo que aspiro, ¿realmente aspiro a algo en estos momentos?
Creía que había encontrado todos los motivos por los que luchar, motivos para seguir adelante y no rendirme, había recobrado la ilusión por todo, por la vida. Y de un plumazo, se ha esfumado, una vez más.
¿Tanto pido? Tal vez sea una maldita egoísta, y no me haya dado cuenta todavía, tal vez pido demasiado...
Pero y ahora, qué, ¿tirar la toalla, ahora, a estas alturas? ¿Seguir a base de tropezar una, y otra, y mil veces más?
Pero es que no puedo, no puedo fallar a toda la gente que me apoya y me anima y que está ahí siempre presente, en los peores momentos, que son muchos, y se lo agradezco a todos, de corazón.
No sé qué hacer, la resignación me puede, veo que voy a llegar a una encrucijada, y voy a tener que replantearme mi existencia una vez más, aunque no quiera. Mis fuerzas están al límite. Dije que si esto no se arreglaba abandonaba, que tiraba la toalla, que lo mandaba todo a la mierda, pero es que no puedo seguir así, es un sin vivir continuo. Y está acabando conmigo, y con mi salud.

Hoy debería ser uno de mis días especiales del año, y lo único que hago es llorar, y llorar, y llorar...

¿A veces, simplemente, habrá que ser cobarde? …..

12 oct. 2011


Si te sirve de algo, nunca es demasiado tarde o, en mi caso, demasiado pronto para ser quien quieres ser. No hay límite en el tiempo. Empieza cuando quieras. Puedes cambiar o no hacerlo. No hay normas al respecto. De todo podemos sacar una lectura positiva o negativa. Espero que tú saques la positiva. Espero que veas cosas que te sorprendan. Espero que sientas cosas que nunca hayas sentido. Espero que conozcas a personas con otro punto de vista. Espero que vivas una vida de la que te sientas orgullosa. Y si ves que no es así, espero que tengas la fortaleza para empezar de nuevo.

Los días están contados.


http://www.youtube.com/watch?v=qRu4BGrm_Rc

11 oct. 2011

Pende de un hilo la esperanza mía


Necesito hablar y librarme de este tormento de una vez por todas. No lo soporto más, me puede y me consume por dentro hasta un punto insospechado. Creo que ya he dado un paso importante reconociendo que tengo un problema, ahora sólo me queda, solicitar toda la ayuda que necesito pero que esta misma ansiedad no me permite. Mañana te voy a contar la verdad, sí o sí, lo mereces por todo lo que haces por mí. Necesito hundirme una vez más en tus brazos, pero esta vez como hace años que no lo he hecho. Necesito tu hombro para llorar larga y tendidamente...

Y me duele. Me duele cada pedacito de mi ser, pero lo que más me duele sin lugar a dudas, es el alma. Está muerta, vacía, desgarrada. Parece que se ha olvidado de sentir. Me gustaría que todo fuera más fácil, sencillo. Tener en mis manos todas las decisiones importantes en mi vida, y ser capaz de dar un giro de 180º para que todo fuera como deseo. Pero no, no puedo, no está en mis manos... de hecho, está demasiado lejos.

Necesito librarme de esta angustia, pero creo que todavía no es la hora ni el momento adecuado. Seguiremos esperando, dejando que crezca más y más en lo más hondo de mi ser... hasta que estalle. *Esperando algo que nunca llegará.

Así que por esta noche, me conformaré por quedarme aquí en la soledad de esta habitación, una vez más, rodeada de gente pero completamente sola, ausente, sin nadie que me dé el mínimo de cariño que necesito para vivir, sin nadie que me entienda y me comprenda. Escuchando esa colección de canciones que siempre se repiten en mi cabeza, y llorando desde lo más profundo de mi ser...

Esta noche, me sangra el alma.

10 oct. 2011

Yo quiero creer que aun es posible


Ni aun está todo perdido... ¿o sí?

Seamos positivos.


Páralo antes de que te venza.



¿Será ya el momento de empezar a decir verdades como puños?

8 oct. 2011

Ni contigo ni sin ti


voy a desligar las tibias de este diábolo sombrío
que hay veces que no se acuerda
de que sigo siendo un niño,
y sé que no habrá sedales cuando te hiera mi ausencia,
ojalá me quieras libre, ojalá me quieras,
yo te querré deshecho, te querré en la roca viva,
te querré en todos los versos
que no quieran tus pupilas,
yo te querré en la acequia, te querré en la cumbre fría,
te querré cuando el fantasma de tu voz venga a por mí.


Para esto por favor, para antes de que sea demasiado tarde...


7 oct. 2011

What the hell..

Nunca se me dió bien hacer caso únicamente a lo que te dicta la razón. De hecho, siempre he pensado que lo mejor es dejarse guiar por lo que te dicta el corazón. Pero ya he cruzado la línea que separa a ambas. Y ahora, toca ceñirse a la razón.
Mi cuerpo grita por revelarse contra esta pesadilla, y yo lo retraigo, maltratándolo de la peor forma... Me reitero una y otra vez que tengo que ser fuerte, mantener la compostura, y olvidarme de todo este tormento. Dejar de hacerme daño, descubrir que hay una vida mil veces mejor ahí fuera esperándome, y que posiblemente superará con creces a lo que tengo ahora mismo.
Una copiosa lágrima quiere deslizarse por mi mejilla, aunque no se lo permito. Pero me vence. Hoy, he dejado olvidada la coraza para enfrentarme al mundo.

¿Cómo se oculta algo que tu corazón grita con toda tu alma? Peor aún... ¿cómo se olvida?



Te echo de menos hasta el extremo que sería capaz de ir al fin del mundo de rodillas si eso significase poder verte sólo una vez más. You are so fucking special.....

6 oct. 2011

3 oct. 2011

Que te vaya bonito

Llevo muchísimo tiempo barajando esta opción, y buscando todas las alternativas posibles.
Y por mucho que duela, creo que es la correcta.
Se acabaron las mentiras y las falsas promesas.
Ha llegado el punto en el que ya no lo soporto más.
Es irónico decir que se ha acabado algo que nunca pasó.
Por mucho que duela, lo voy a hacer.
Me estoy destrozando.
Me ha consumido por dentro hasta tal punto que ya es insoportable.

Se acabó.

Sé que me voy a arrepentir de un momento a otro, sólo espero ser lo suficientemente fuerte para no dar un paso atrás.

The End.



Hay que saber cuándo una etapa llega a su fin. Cuando insistimos en alargarla más de lo necesario, perdemos la alegría y el sentido de las otras etapas que tenemos que vivir.

Poner fin a un ciclo, cerrar puertas, concluir capítulos… no importa el nombre que le demos, lo importante es dejar en el pasado los momentos de la vida que ya terminaron.

Todo en este mundo visible es una manifestación del mundo invisible, de lo que sucede en nuestro corazón. Deshacerse de ciertos recuerdos significa también dejar libre un espacio para que otras cosas ocupen su lugar. Dejar para siempre. Soltar. Desprenderse. Nadie en esta vida juega con cartas marcadas. Por ello, unas veces ganamos y otras, perdemos. No esperes que te devuelvan lo que has dado, no esperes que reconozcan tu esfuerzo, que descubran tu genio, que entiendan tu amor.

La vida está para adelante, nunca para atrás. Si andas por la vida dejando puertas abiertas "por si acaso", nunca podrás desprenderte ni vivir lo de hoy con satisfacción. ¿Noviazgos o amistades que no clausuran?, ¿posibilidades de regresar? (¿a qué?), ¿necesidad de aclaraciones?, ¿palabras que no se dijeron?, ¿silencios que lo invadieron? Si puedes enfrentarlos ya y ahora, hazlo, si no, déjalos ir, cierra capítulos. Dite a ti mismo que no, que no vuelven.

Tú ya no eres el mismo que fuiste hace dos días, hace tres meses, hace un año. Por lo tanto, no hay nada a qué volver. Cierra la puerta, da vuelta a la hoja, cierra el círculo. Ni tú serás el mismo, ni el entorno al que regresas será igual, porque en la vida nada se queda quieto, nada es estático. Es salud mental, amor por ti mismo, desprender lo que ya no está en tu vida.

Antes de comenzar un nuevo capítulo hay que terminar el anterior: repítete a ti mismo que lo pasado no volverá jamás. Recuerda que hubo una época en que podías vivir sin aquello, sin aquella persona, que no hay nada insustituible, que un hábito no es una necesidad.

Puede parecer obvio, puede que sea difícil, pero es muy importante. Cerrar ciclos. No por orgullo, ni por incapacidad, ni por soberbia, sino porque, sencillamente, aquello ya no encaja en tu vida. Cierra la puerta, cambia el disco, limpia la casa, sacude el polvo.


Deja de ser quien eras, y transfórmate en el que eres.


Cerrando puertas. Paulo Coelho.

2 oct. 2011




Mi corazón no para de palpitar a una velocidad de infarto.
Tengo un nudo en la garganta que no me deja respirar.
Las lágrimas invaden mis mejillas sin control.
Mi alma se está desgarrando por momentos.
Es más grande de lo que puedo soportar.


Adiós. I vill miss you, when I'm gone.




There's something out there
I can't resist
I need to hide away from pain.
These dreams go on when I close my eyes
every second of the night I live another life.